Muerte del P.Salvador Jordana

El día 12 de abril de 2015, domingo de la Divina Misericordia, el P. Salvador Jordana Pareto, a sus 95 años de edad, hizo su traspaso de esta vida a la casa del Padre (e.p.d.).

El P.Jordana, fundador de la Comunidad de Lord, tras 44 años de su llegada al Santuario, entregó su alma al Señor, pasando de esta vida temporal a la eterna de manera instantánea, habiendo transcurrido ese día con total normalidad, sobre las 15,40h, después que la Comunidad hubiera rezado, a las 15h, el Rosario de la Divina Misericordia, el Señor vino a buscar con toda presteza a su hijo Salvador.

Dentro del dolor de la separación que nos produce su muerte, no podemos sentir mayor agradecimiento y consuelo en que se haya producido su tránsito en este día de la Divina Misericordia y en el momento de terminar la oración que la Divina Misericordia pidió se rezara por los moribundos. Vemos un signo de la Providencia que nos indica que tras sus años de indudable purgación por su invalidez y dependencia, el Buen Dios marcó un final de sufrimiento terreno para iniciar el gozo de la vida eterna que, a buen seguro, por su vida de entrega y servicio está ahora gozando.

Qué dicha pensar ahora que el P.Jordana, que ha sido el gran instrumento por el que la Virgen de Lord ha restaurado su Santuario material y espiritualmente, está gozando de su maternal y amorosa compañía, en su regazo, en el que tantas veces descansó sus sufrimientos y desvelos de su vida terrena, en ese encuentro íntimo, transcendente y eterno en el total y pleno amor de su ser.

Empieza ahora una nueva etapa para el Santuario, nueva porque ha finalizado la etapa temporal en la que el P.Jordana desempeñó un papel primordial, nueva porque la Comunidad sigue con su misión, en la plena confianza y seguridad de la intercesión y acompañamiento del P.Jordana desde el Cielo.

Con estas letras queremos manifestar nuestro agradecimiento a Dios y a la Stma. Virgen María por todos los acontecimientos que a lo largo de estos años hemos podido vivir y compartir con el P.Jordana, por sus enseñanzas y ejemplo de vida, por ser guía espiritual en nuestras vidas y transmisor de la voluntad divina, por su honestidad y fidelidad a su vocación, por su “ser” en la verdad y en el amor. Y también gracias a cuantos nos habéis acompañado, querido y orado por nosotros, os sentimos y nos sentimos miembros de una misma familia, que nos une a todos un mismo Espíritu de Amor. ¡¡¡GRACIAS DE CORAZÓN!!!

2015-04-13 18.11.36

2015-04-14 12.41.43

2015-04-14 11.07.08

 

2015-04-14 12.03.14 - copia

2015-04-14 12.59.45

2015-04-14 12.12.00 (2)Copia
2015-04-14 13.11.11-2

2015-04-14 13.14.58

 

2015-04-14 13.16.03 - copia


2015-04-14 13.15.41

2015-04-14 13.22.47