Ester Solís

Ester Solís Andrés

Fallecida a los 66 años debido a una rápida enfermedad neuronal.

Ester era natural de Valdepolo, un pequeño pueblo de la provincia de León. Siendo muy joven se trasladó a Bilbao donde trabajó con las hermanas “Religiosas Siervas de Jesús” colaborando en las tareas del Hospital que ellas regentaban.

Es en este lugar donde conocerá al Padre Jordana al que tomará como Director Espiritual, y al que seguirá cuando éste se traslada al Santuario de Lord para iniciar su reconstrucción e iniciar un estilo de vida comunitario monástico-eremítico.

Debido al deplorable estado de los edificios y a la necesidad de emprender las primeras actuaciones, Ester permaneció en Sant Llorenç de Morunys trabajando y apoyando al Padre Jordana y asistiéndolo los fines de semana.

Son tiempos de penuria y sacrificio los que vivirá Ester en el Santuario pues en esos momentos las necesidades son muchas y los medios económicos menguantes, pero no así la generosidad y la gran capacidad de trabajo con que ella, sin desfallecer, afronta siempre la situación.

Una vez instalada en el Santuario se convertirá en el alma femenina que se cuida de todos y de todo, sin perder ese rasgo de seriedad y austeridad que le otorga su carácter castellano.

Así dedicó y entregó su vida, con un espíritu de servicio absoluto, creciendo en santidad y amor a la Virgen, a la que cual ofreció su existencia hasta que, en el año 2007, coincidiendo con la principal obra de reconstrucción del Santuario, fue llamada a la presencia de Dios.

Ahora ha pasado al santuario celestial donde ha visto saciados todos sus anhelos de amar a la Santísima Virgen y a su Hijo y hacerlo llegar hasta el corazón de todos sus hijos.

Reposa y descansa en la paz del Señor.

Memorando que el Padre Jordana hizo de ella a sus 87 años (PDF)